NOVELAS EN LA ARENA

 

 1 2 34

ESTAS Y MUCHAS MÁS… ¡LAS ENCONTRARÁS EN LA BIBLIOTECA!

 

 

 

 

Anuncios

Este verano… Roald Dahl

 El superzorroprincipal-superzorro_grande

Érase una vez tres granjeros que vivían en un bonito valle. Benito, Bufón y Buñuelo, que así se llamaban los granjeros, eran el símbolo de la glotonería, de la suciedad y de la fealdad. Pero, érase también un zorro listísimo que vivía con su familia en el agujero de un árbol enorme, cerca del valle. Los tres granjeros querían eliminarlo para que no les robara más gallinas, pero el Zorro, que era listísimo, escapaba con su botín casi siempre y dejaba confundidos a los tres siniestros vecinos. A pesar de que las trampas para eliminarlo eran cada vez más burdas y violentas, don Zorro consiguió huir de sus malvados perseguidores y empezar a vivir con su familia en un lugar tranquilo y seguro para todos.

Este verano… Roald Dahl

portada-charlie-gran-ascensor-cristal

El señor Wonka ha cedido a Charlie su gigantesca y fabulosa fábrica de chocolate. Acompañado por su familia, Charlie se monta en un gran ascensor de cristal que sube y sube hasta entrar en órbita. Al llegar al espacio, se encuentran con personajes monstruosos y viven maravillosas aventuras.

Este verano… Roald Dahl

james melocoton

James Henry Trotter es un niño infeliz que vive con sus tías desde que murieron sus padres. Su tía Spiker y su tía Sponge son dos mujeres mezquinas y egoístas, que lo maltratan constantemente. James se siente muy solo y sueña con salir de su casa y tener amigos. Un día James se encuentra en su jardín con un extraño anciano de pequeño tamaño, que le da una bolsa llena de cositas verdes y mágicas. El anciano le dice que si el contenido de esa bolsa se toma con agua comenzarán a pasarle cosas maravillosas y nunca más volverá a ser desgraciado. Pero el muchacho tropieza en el jardín debajo de un melocotonero, la bolsa se abre y las cositas verdes se desparraman por el suelo. Al poco tiempo se han filtrado en latierra y se han perdido para siempre. A la mañana siguiente el melocotonero tiene un melocotón del tamaño de una casa. Su fama se extiende por la región y vienen gentes de todas partes a verlo. Las tías de James comienzan a cobrar entradas y encierran al muchacho durante el día para hacerlo trabajar por la noche recogiendo las basuras de los visitantes. Sin embargo James descubre un túnel excavado que lleva al corazón del fruto. Allí viven unas extrañas criaturas: Un viejo saltamontes, un gusano de tierra, un gusano de seda, un gusano de luz, un ciempiés, una araña y una mariquita. Todos ellos tienen el mismo tamaño que él y pueden hablar. El muchacho no tarda en hacerse su amigo y juntos huyen de la casa hasta llegar al mar. Ahí comienza un largo viaje hacia Nueva York en el que son atacados por tiburones y finalmente llegan a su destino. James alcanza por fin la felicidad y nunca más vuelve a sentirse solo ni desgraciado.

 

Este verano… Roald Dadhl

Las brujas

Las brujas de todo el mundo, bajo la apariencia de señoras corrientes, están celebrando su Congreso Anual. Han decidido aniquilar con un ratonizador mágico a todos los niños. Pero el protagonista de esta historia y su abuela conseguirán convencerlas gracias al ratonizador mágico.

Las brujas

Este verano… Roald Dadhl

Cuentos en verso para niños perversos            

  CAPERUCITA ROJA Y EL LOBO

Estando una mañana haciendo el bobo

le entró un hambre espantosa al Señor Lobo,

así que, para echarse algo a la muela,

se fue corriendo a casa de la Abuela.

“¿Puedo pasar, Señora?”, preguntó.

La pobre anciana, al verlo, se asustó

pensando: “¡Este me come de un bocado!”.

Y, claro, no se había equivocado:

se convirtió la Abuela en alimento

en menos tiempo del que aquí te cuento.

Lo malo es que era flaca y tan huesuda

que al Lobo no le fue de gran ayuda:

“Sigo teniendo un hambre aterradora…

¡Tendré que merendarme otra señora!”.

Y, al no encontrar ninguna en la nevera,

gruñó con impaciencia aquella fiera:

“¡Esperaré sentado hasta que vuelva

Caperucita Roja de la Selva!”

-que así llamaba al Bosque la alimaña,

creyéndose en Brasil y no en España-.

Y porque no se viera su fiereza,

se disfrazó de abuela con presteza,

se dio laca en las uñas y en el pelo,

se puso la gran falda gris de vuelo,

zapatos, sombrerito, una chaqueta

y se sentó en espera de la nieta.

Llegó por fin Caperu a mediodía

y dijo: “¿Cómo estás, abuela mía?

Por cierto, ¡me impresionan tus orejas!”.

“Para mejor oírte, que las viejas

somos un poco sordas”. “¡Abuelita,

qué ojos tan grandes tienes!”. “Claro, hijita,

son las lentillas nuevas que me ha puesto

para que pueda verte Don Ernesto

el oculista”, dijo el animal

mirándola con gesto angelical

mientras se le ocurría que la chica

iba a saberle mil veces más rica

que el rancho precedente. De repente

Caperucita dijo: “¡Qué imponente

abrigo de piel llevas este invierno!”.

El Lobo, estupefacto, dijo: “¡Un cuerno!

 

¡ Uno de nuestro preferidos!

Imagen

Este verano… Roald Dadhl

Este verano queremos leer y re-leer al famoso autor británico Roald Dahl. Como muchos de vosotros ya sabéis el verano era su época del año preferida.

Vamos a comenzar por nuestra  lectora de libros preferida.

 

Al cumplir los tres años, Matilda ya había aprendido a leer sola, valiéndose de los
periódicos y revistas que había en su casa. A los cuatro, leía de corrido y empezó, de forma
natural, a desear tener libros. El único libro que había en aquel ilustrado hogar era uno
titulado Cocina fácil, que pertenecía a su madre. Una vez que lo hubo leído de cabo a rabo
y se aprendió de memoria todas las recetas, decidió que quería algo más interesante.

¡ Para continuar la historia tan solo tenéis que venir a la Biblioteca !

 
 

La Escuela Infantil ” El Bosque” visita la Biblioteca de Pinilla

Esta mañana nos han visitado los niños de la Escuela Infantil ” El Bosque”.

Esta ha sido  la primera visita a la Biblioteca Municipal  para la mayoría de los niños, de este modo queremos fomentar el hábito lector y el uso de las bibliotecas desde edades tempranas. El hecho de que los niños de estas edades no sepan leer aún, no significa que no puedan disfrutar de los libros. La literatura infantil en este etapa es una pieza clave para su desarrollo, por lo que se debe intentar poner a los pequeños en contacto con los libros.

Los niños han conocido la Biblioteca  y han  disfrutado del cuento ” A qué sabe la luna” 

¡ Lo hemos pasado genial!

3  HPIM1916 HPIM1922

HPIM1924

PEQUEÑOS SABELOTODOS

SABÍAS QUE…

EDISON

De pequeño se reían de Edison porque tenía la cabeza grande como un melón. Normal, necesitaba un montón de espacio para que no se le perdieran todas las ideas geniales que se le ocurrían. Y por eso, tampoco se le fundieron los plomos al desarrollar mil y un inventos, como… ¡la bombilla!

cubierta-velazquezHubo un tiempo en que el imperio español se extendía amenazante por el mundo. Los artistas más famosos estaban al servicio de la corte y había uno que destacaba entre todos: Diego Velázquez. Hábil cortesano, cristiano fiel y caballero prudente, Diego era el pintor favorito del rey. Sólo él era capaz de reproducir la naturaleza con una maestría inimitable, emocionante y ¡real!

¡Como siempre, los encontrarás en la  biblioteca!

Viajando con la biblioteca…

UN PASEO POR NUEVA ORLEANS

La ciudad del Misisipi

march-2010-new-orleans

Para finalizar la semana, queremos viajar a una de las ciudades más fascinantes de Estados Unidos. Vamos a  realizar un viaje  hacia el pasado  del que volveremos con  un equipaje lleno de emociones.

Nos encontramos en  la ciudad donde nació el jazz. Nueva Orleans es un lugar aglutinador de culturas que seduce por su alegría y tolerancia, y que llena de promesas exóticas al visitante: música, arquitectura singular, deliciosa gastronomía, literatura y vudú.

calle
Conocida como The Big Easy por su estilo de vida relajado y The Crescent City por su forma de media luna junto al Misisipi, Nueva Orleans pasó por diversas manos antes de ser estadounidense.
Jackson Square es el centro neurálgico de este encantador barrio.

Qué os parece para empezar el día saboreando los típicos beignets en el café du Monde, un establecimiento de 1862 desde cuya terraza se respira todo el aroma de Nueva Orleans. 

 cafe_du_mondebRHatcFg8r3Q0Daby-m7Zj426x320

En un costado de la plaza se alinean la catedral de San Luis, el Cabildo y el Presbiterio – este úlitmo alberga el museo del Mardi Gras, dedicado al famoso Carnaval de Nueva Orleans, y en el lado Oeste, la 1850 House, un edificio acondicionado como museo que muestra el mobiliario y el estilo de vida de la clase media en el siglo XIX. 

Catedral-de-San-Luis-300x400

Para continuar con  este viaje venid a la biblioteca…  podréis encontrar toda esta información y mucha más.

Fuente: Revista Viajes National  Geographic nº 159

¡ Buen fin de semana !

El pan ¡qué historia!

pan pan1

Ser más bueno que el pan”  “Contigo, pan y cebolla” “a falta de pan, buenas son tortas”  “negar el pan y la sal”

El pan está en el centro de nuestras vidas. Pero, ¿ Sabias que lo inventó el hombre de las Cavernas?

12000 a. de C. En la Prehistoria, el hombre descubre que puede recolectar plantas, en particular, cereales. Al principio las hierve; después las transforma en tortas cocidas en la  ceniza.

2300 a. de C. : Egipto en cabeza En tiempos de los faraones, se cultivan cereales a orillas del Nilo. Allí aparece el pan por primera vez.

Edad Media, el precio justo  Se desarrollan los molinos de agua y se construyen molinos de viento para moler la harina. El pan empieza a venderse al peso, que es más equitativo.

1789, el pan de la revuelta El trigo escasea, hay poco pan y su precio se pone por las nubes. Esta será una de las causa de la Revolución Francesa de 1789.

Durante mucho tiempo, el pan distinguió a los ricos de los pobres. Para comer carne, los ricos de la Edad Media utilizaban una rebanada de pan a modo de plato. Cuando esta se empapaba con el jugo, la echaban a los pobres, que daban buena cuenta de ella. La única preocupación de cada día era conseguir el pan de cada día.

Hasta el siglo XIX, prácticamente no se conocía más que el pan negro, hoy llamado integral, muy alimenticio. A menudo constituía la  única comida de los pobres, lo que les permitía subsistir. A nadie se le ocurría desperdiciarlo. Robar pan estaba severamente castigado: Jean Valjean, protagonista de  Los miserables de Víctor Hugo, es condenado a cinco años de cárcel por tal delito. El pan blanco estaba reservado a los ricos. Fabricado a partir de harina blanca refinada, tenía un bonito aspecto y solía acompañar  una alimentación variada.

Si quieres leer más, como siempre en tu biblioteca Revista Okapi Nº 100